Xinantecatl, el eterno guardián Del Valle de Toluca


Es el volcán, desde tiempos prehispánicos, un territorio para el encuentro con la vida, la naturaleza y lo divino para los pueblos originarios de la entidad.

Xinantecatl, el eterno guardián Del Valle de Toluca

Ciudad

Diciembre 28, 2018 20:38 hrs.
Ciudad Estados › México Estado de México
José Antonio López › Informativo Nacional

Toluca, Estado de México, 28 de diciembre de 2018. Desde tiempos prehispánicos, el volcán Xinantécatl se ha convertido en un territorio ideal para el encuentro con la vida, la naturaleza y lo divino, para los pueblos originarios del Valle de Toluca, así lo destaca el Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas del Estado de México (CEDIPIEM).

Su nombre es referido dentro del Códice Xólotl, una pictografía de la época 1542-1546 d.C., en donde se le presenta como un cerro con nueve puntos denominado Chicnauhtécatl, de ahí que una primera traducción náhuatl de su significado sea ’el de los nueve cerros’.

Este nombre náhuatl de la montaña tiene que ver con la interpretación del cosmos para los pueblos originarios, ya que para los antiguos pobladores del Valle de Toluca, el inframundo constaba de nueve lugares o niveles y estaba regido por Tláloc, Dios del agua.

De este mundo provenía la lluvia y la fertilidad de la tierra para la agricultura, pero también las tormentas de granizo capaces de destruir las cosechas. El inframundo, el lugar al que descendían las almas de los muertos, quienes, después de pasar por nueve lugares de difícil tránsito, podían por fin llegar al Mictlan.

Curiosamente uno de esos lugares que tenía que sortear el alma de los muertos era el río Chicnahuapan (en náhuatl: nueve aguas o nueve manantiales), tal como se le denominaba al Río Lerma, que nace al oriente del Nevado de Toluca.

De acuerdo con varios estudios, el Chicnauhtécatl, «el habitante de los nueve», sería entonces uno de los nombres del Dios Tláloc personificado del Nevado Toluca, así como sucedía con otras montañas de México, como es el caso del Popocatépetl.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor