PECADO CAPITAL

TODOS HIJOS TODOS ENTENADOS

Rocío Ayala

TODOS HIJOS TODOS ENTENADOS

Gobierno

Junio 16, 2020 08:53 hrs.
Gobierno Nacional › México Ciudad de México
Rocío Ayala › Informativo Nacional

Alguna vez se ha usted preguntado, ¿a qué se deben los suicidios de los militares? ¿Cómo viven? Quienes integran a la Guardia Nacional, pasan ’las de Caín’ cuando son expulsados a huevazos de las comunidades. En una charla con un criminólogo, abordamos el tema y llegamos a una conclusión nada agradable. Al final ya usted verá a qué me refiero. Me comenta, –’desde que empezó la pandemia todos están acuartelados, por eso se están suicidando, su moral está por los suelos, no están al cien’, en alusión al suicidio del joven soldado, en Chilpancingo Guerrero, dado a conocer el pasado 12 de junio de este año.

Distintas voces hemos manifestado que eso es un crimen, derivado de un acto de omisión por parte de los mandos a cargo de soldados a quienes se les subestima la tristeza ajena, sin considerar la susceptibilidad de cada persona.

’Por eso hay que darles voz a quienes no son escuchados, ahora se comprende por qué urgía desaparecer a la Policía Federal (PF)’ –continua mi entrevistado, ’haciéndolos ver cómo indisciplinados, ellos quieren esclavos sin voz, y quién mejor que los soldados adoctrinados; haciéndoles creer que la abnegación se los agradecerá la patria. El ejército es el único ejemplo de castas. Ellos se convirtieron en lo que eliminaron. Allí hay esclavos y reyes aún y durante mucho tiempo lo que allí pasaba, allí se quedaba. Ellos son juez y parte de un mundo diferente, pero ahora que los sacaron a la calle y con las redes sociales, está saliendo a la luz la verdad. ¡No es como lo pintan! –exclama con enojo.

’Por eso a pesar de lo de la Guardia Nacional (GN), decidieron separar a los de la ex PF, de los militares. Porque está pasando lo que tanto teme el presidente López Obrador, otra PF remasterizada. Donde los ex PF les están enseñando a defender sus derechos a los wachitos y eso para nada les conviene a los militares, les están echando abajo su logia de usos y costumbres a favor de unos cuantos, los mandos enriqueciéndose a costa de los soldados’

En publicaciones recientes se dieron a conocer las condiciones infrahumanas en las que fueron confinados algunos soldados en Cancún, es increíble leer comentarios de militares donde señalan que ’para eso y más están adiestrados’, que no debieron quejarse, ’que esa es la disciplina del ejército’. Eso nos permite detectar un adoctrinamiento perverso. Ahí mismo, alguien más refutó ese dicho y mencionó que gracias a los ex PF, los militares están abriendo los ojos y descubren que ’no son cosas, que no son fichas de ajedrez’, que también son personas. Por cierto, es de risa el comunicado de la SEDENA, donde niega que esos sean los valores y el trato que reciben sus elementos, pero que, al darse cuenta de las imágenes filtradas, mandó a corregir el error; o sea, si pasó, pero no es tal.

¡Incongruencia total! Pero es un gran logro, un parteaguas, antes era muy difícil sacar a la luz algo de SEDENA. Pues nunca nadie, o civil alguno podía entrar a un cuartel militar y exponer lo que allí pasa. Todo lo sabíamos de oída, por eso servía hasta para espantar a los chamacos rebeldes, y era preferible enterrar y desaparecer gente adentro. Como la muerte de Benito Toxtega Montes, un caso que debe ser considerado un crimen por omisión y negligencia de los mandos. El caso de este suboficial nos dolió a muchos. Por lo que se refiere a ’desaparecer gente adentro’, es sin duda una cloaca que todavía hace falta destapar.

–’Así es, nada salía de allí, los cuarteles son prisiones. Nada sale y nada entra. Al meter ex PF a los cuarteles, se dieron a conocer muchas cosas y empezaron a perjudicar los intereses de los grandes comandantes. De allí el último acuerdo de crear la Dirección de Servicios Especiales (fuerzas federales y gendarmería). Así recogieron (sacaron) a todos los ex PF de los cuarteles, ahora están juntos, pero no revueltos (como antes, pero sin mezclarse ni hablar con los militares)’.

¿Cómo que juntos, pero no revueltos? ¿Cómo se integran los ex policías federales que ahora están en guardia nacional?

–’Hubo un caso que provocó cierta controversia en cuanto a los conceptos que se utilizan y el lugar que ocupan los ex PF dentro de la Guardia Nacional, cuando un elemento se atrevió a preguntar eso mismo, ¿qué soy y qué lugar ocupo entre ustedes? La respuesta fue confusa tal vez, pero contundente al mismo tiempo: ’usted no ocupa ningún cargo dentro del Batallón de Operaciones Especiales; sin embargo, se hace de su conocimiento que este Batallón tiene la denominación de Batallón de Guardia Nacional dentro de las funciones que realiza mientras se encuentre asignado a la GUARDIA NACIONAL; […] sus funciones en el Batallón Guardia Nacional son meramente operativas propias de las actividades que esta unidad desempeña asignada en la Guardia Nacional, por lo que está bajo RESPONSABILIDAD en el aspecto disciplinario y operativo, de esta unidad.’ Es decir, ’Juan te llamas’.

’Allí está la respuesta y dicha por escrito y firmado por un teniente coronel del ejército de ese Batallón de Policía Militar (o bien, Batallón de Operaciones Especiales de la Policía Militar) hoy Inspector Jefe de la GN. Esos escritos jamás se hubieran dado en el ejército por una queja de la tropa, (la mayoría ignorantes, con secundaria que apenas saben leer y escribir) y adoctrinados por el ejército a base de miedo y temor, tal vez de oficiales para arriba, pero ellos son otro nivel, ese escrito vale oro; es la confección de un grande comandante del ejército, es la radiografía de lo que realmente pasa dentro. Pero recuerda que lo hizo una escala básica de la ex PF, uno de tropa, ¿te imaginas que les enseñaran a defenderse de esa manera a todos los soldados?, sería un acto de rebeldía tipo la película de las hormigas y eso no puede pasar en el ejército.’

¡Eso no! Todo es a lo que mi dedito diga, eso sería otra edición de la PF -yo necesito gente ignorante y adoctrinada que desaparezca gente sin cuestionar y si son descubiertos, que ellos paguen los platos rotos-; esa es la diferencia entre los militares y policías federales.

Cabe preguntarse, qué ha sucedido con las bajas en las fuerzas armadas, como en Teloloapan Guerrero, donde un solo hombre enfrentó con tremenda balacera a elementos de la GN y policías locales. Al mismo tiempo, llama la atención el caso de la emboscada en Chinicuila Michoacán, en un video difundido en redes sociales, se aprecia el temor de una jovencita diciendo ¿qué hago? ¿y allá arriba, quién cuida? Todo parece indicar que, por la premura de cubrir las vacantes de la GN los están enviando sin la capacitación suficiente, es tanto como ’mandarlos a la guerra sin fúsil’, son jóvenes que no saben qué hacer.

Estamos hablando de la GN, de los miles de agentes sembrados a lo largo y ancho del país para cuidarnos. Personas que no son valoradas como tal y, además son víctimas del escarnio de la sociedad que los juzga sin saber cómo es su día a día. Algunos mueren en combate contra grupos delincuenciales, otros pierden la batalla ante la brutal pandemia del covid-19, gracias a la negligencia de sus mandos.

Para colmo de males o, mejor dicho, por el bien de todos, el pueblo uniformado ya despertó. Prueba de ello fue la multitudinaria participación de policías quienes se manifestaron en la ciudad de México, en busca de mejoras en sus áreas de trabajo, salarios mejor remunerados, el respeto a sus derechos laborales y la libertad a los policías detenidos por las agresiones a una joven anarquista que no los ha señalado en el proceso legal. Este hecho histórico por la relevancia que tiene dentro de los movimientos sociales, ha dejado al descubierto el fallido proyecto de nación que la gobernadora Claudia Sheinbaum, sigue al pie de la letra, dictado por su líder y principal benefactor, Andrés Manuel López Obrador.

Desde luego no todo es sufrir tratándose de la digna lucha del pueblo uniformado; también en lo que lleva de conformada la GN, ya cuenta en su haber denuncias por violación a los derechos humanos, dado que los militares no tienen idea de qué es un Informe Policial Homologado (IPH), cadena de custodia, inspecciones, procesamientos, entrevistas, etc., ’cada quien lo de cada quien’. De los policías al interior del país, también se cuentan abusos, como el caso de los hermanos Jahziel y Diego Luna Paz, en Huitzo, Etla, en Oaxaca; arrestados por el presunto robo de una bicicleta, y fueron los policías municipales quienes los entregaron a un grupo de personas del lugar, para terminar brutalmente golpeados, donde uno de los jóvenes perdió la vida.

De igual manera, no todo es querella, muestra de eso el comisario de Texcoco Alfonso Valtierra Guzmán, que en días pasados dio de qué hablar cuando él y algunos de sus elementos, en apoyo a los funcionarios de la dirección de Regulación Comercial, en los portales del mercado San Antonio, abordó a un vendedor ambulante, un adulto mayor al que le compró toda su mercancía, haciendo uso de su sentido de vida y dejando por un momento el estricto apego a los lineamientos del bando municipal donde señalan que no está permitido el ambulantaje. Varios fueron los que se quedaron con las ganas de ver un abuso policiaco, para vender morbo en redes sociales.

La conclusión es que ’a pesar de los pesares’ parafraseando a nuestro presidente, sí es posible romper el cerco informativo que hoy por hoy corre el riesgo de ganar la censura de personas desinformadas, porque creo que no es ignorancia lo que pulula entre nuestra sociedad, es desinformación. Para colmo de males, el presidente López Obrador pide que la prensa sea militante, que se defina, que no puede haber medias tintas, entonces, ¿eso significa que se debe hablar bien del presidente, aunque el país esté de cabeza? En otras ocasiones he preguntado, ¿cómo defenderlo? ¿Cómo se atreve a pedir que uno se defina por su proyecto de gobierno, cuando tiene al frente de la nación a personajes nefastos de alto calibre?

Por si eso fuera poco, algo así como para untarse un poco de conmiseración, se atreve a señalar un complot en su contra. No se cansa de culpar a medio mundo de sus equívocos y de las cosas que le salen mal. Ha logrado él mismo, que su pesadilla se haga realidad, que sus detractores ganen simpatía entre los más desposeídos, entre los que ven con desilusión que la 4T resultó ser más de lo mismo que un día los llenó de hartazgo. Claro que sus ‘enemigos’, tampoco son unas peritas en dulce o un pan de Dios, sin embargo, esa polarización que representa la 4T, algunos ingenuos la han creído nada más por llevar la contraria. Bien lo pregunta el maestro Juan Carlos Castrillón, ¿quiénes serán más fanáticos, los propejistas o los antipejistas?

El asunto es que el propio AMLO no se define, dice odiar al neoliberalismo y está pujando contra todo para llevar a buen término, proyectos neoliberales, proyectos de muerte como el Tren Maya, por citar uno solo. Cuando a través de facebook me invitaron a firmar una petición para que el presidente renuncie, dije que no. No quiero que se vaya. Viene a colación el título de esta columna ¡Todos hijos, todos entenados! ¡Que se quede! Así como otros malos gobiernos se han quedado hasta el final de su mandato, Andrés Manuel López Obrador debe quedarse, por pena o por gloria, pero que se quede, que no lo tenga tan fácil. Que gobierne como ’Dios manda’, con legalidad, con justicia, como él mismo lo demanda ’sin medias tintas’. No que cumpla a raja tabla sus promesas de campaña, ya que algunas rayan entre lo ridículo y lo absurdo, como ejemplo de ello la Ley de Amnistía; pero sí, que gobierne para todos los mexicanos por igual.

Por todos los caídos en lo que va de su gobierno, ambientalistas, militares, policías federales, estatales y municipales, activistas en busca de desaparecidos, por todos los periodistas muertos, por todos los decesos en esta pandemia mal contemplada por su gobierno, por todos ellos, ¡ni maíz!, ¡que se quede!
Total, ¡todos hijos, todos entenados! De otro modo, muy tarde descubrirá que el absolutismo de su terquedad, está llevando al país al des-Peñadero del que él mismo tanto renegó.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor