Recibe Rosa Angélica López López trasplante de riñón y con él una mejor calidad de vida.


Mejora este trasplante, de manera progresiva, el desempeño físico y mental de la paciente y se espera que logre reincorporarse a sus actividades cotidianas.

Recibe Rosa Angélica López López trasplante de riñón y con él una mejor calidad de vida.

Salud

Septiembre 18, 2019 16:36 hrs.
Salud Estados › México Estado de México
José Antonio López › Informativo Nacional

La vida de Rosa Angélica López López cambió de forma drástica tras recibir la donación de un riñón, ya que la deficiencia renal que padecía limitaba sus actividades cotidianas, pues debía conectarse por más de cuatro horas a un aparato para purificar sus riñones, lo que la desgastaba día a día física y mentalmente.

Originaria de Toluca, Rosa Angélica tiene 47 años de edad, se dedica al hogar y tiene tres hijos, desde hace cuatro años sus riñones sólo trabajaban al 30 por ciento, y hace dos, se sometió al protocolo de estudios médicos que la declararon como candidata receptora de este órgano.

A partir de ahí nació la esperanza de poder acceder a una cirugía que le permitiera dejar de estar conectada a los aparatos de diálisis.

En los últimos días, antes de la cirugía, la derechohabiente notaba que ya no tenía fuerza suficiente para realizar sus actividades, quería hacer muchas cosas, como organizar su casa, convivir con su familia, salir de paseo, pero siempre estaba cansada y con mucho sueño.

’El hecho de recibir el trasplante me da la posibilidad de poder hacer mis actividades de nuevo, tener esa energía también y agradezco mucho a los médicos por su empeño para que uno se sienta bien, todo lo que han hecho para que nosotros nos sintamos bien ya con el trasplante y el tratamiento que nos dan’, expresó Rosa Angélica.

Esta donación fue posible en el Centro Médico Toluca del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), donde se recibió a un paciente de 28 años que había sufrido un accidente automovilístico, quien con el paso de las horas fue diagnosticado con lesiones graves en el cerebro y sus signos vitales decayeron hasta su fallecimiento.

La familia, conmocionada por el deceso, decidió acceder a la donación multiorgánica para prolongar y mejorar la vida de pacientes que están en lista de espera.

Al respecto, Vicente Cardona Infante, Jefe del Servicio de Trasplantes de Centro Médico, detalló que para confirmar la muerte cerebral de un paciente se realiza un electroencefalograma que mide la actividad eléctrica, o una tomografía con contraste que evalúa el flujo cerebral, si en ambas situaciones no hay reacción o está anulado, clínicamente se establece el diagnóstico de muerte cerebral y el paciente puede convertirse en donador.

En este caso, por tratarse de un donante joven, los médicos del ISSEMyM solicitaron a la familia lo más que se pudiera utilizar, es decir, hígado, riñones, córneas, corazón y una vez obtenida la autorización se buscaron los receptores.

Posterior a que la familia accedió a la donación, se realizaron diversas pruebas de laboratorio para proceder a la distribución de los órganos solicitados y procurar, con mantenimiento artificial, que estuvieran en óptimas condiciones hasta la cirugía.

El Doctor Cardona Infante comentó que con ese gesto ayudaron a dos derechohabientes con los riñones, las córneas beneficiaron a otros dos pacientes, mientras que el hígado y el corazón se enviaron al Centro Médico Nacional ’20 de Noviembre’, para salvar la vida de dos pacientes del ISSSTE de la Ciudad de México.

Ahora, al no depender del tratamiento dialítico, Rosa Angélica mejorará de manera progresiva su desempeño físico y mental hasta lograr la reincorporación total a sus actividades normales y sobre todo su convivencia familiar.

Por su parte, Rosa Angélica externó su agradecimiento para los médicos del ISSEMyM por su conocimiento, su pasión por el trabajo, dedicación y esfuerzo.

’Somos muchos los pacientes que requerimos del Instituto, pero desde el momento que llega uno al Centro Médico se da uno cuenta del trato que recibe, desde recepcionistas, laboratoristas, enfermeras, médicos. Todo el personal, en general, nos da una atención buena y pues uno se siente a gusto de recibir la atención cálida también del personal’, finalizó.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor