Presenta Morena ley para fomentar y proteger maíz nativo en Edomex


La compra, almacenamiento, distribución, procesamiento y consumo de maíz transgénico tiene como esencia el lucro a costa de la salud y empobrecimiento de la gente.

Presenta Morena ley para fomentar y proteger maíz nativo en Edomex

Agricultura

Septiembre 26, 2019 14:06 hrs.
Agricultura Nacional › México Estado de México
José Antonio López › Informativo Nacional

Tras señalar que durante los últimos 35 años de gobiernos neoliberales se menospreció las razas de maíces nativos de alta calidad alimenticia y nutricional de México, los cuales ya fueron reconocidos en el 2010 por la UNESCO como patrimonio de la humanidad, el diputado Max Correa Hernández presentó la iniciativa para crear la Ley de Fomento y Protección del Maíz Nativo y sus Variedades como Patrimonio Alimentario del Estado de México.

En tribuna parlamentaria, detalló que actualmente en todo el país se producen al año 24 millones de toneladas de maíces blancos, nativos y sus variedades, colocando a México como el séptimo productor de maíz a nivel mundial.

Sin embargo, en 2018 se convirtió en el primer importador de esta semilla con 16.5 millones de toneladas, aún cuando la planta se cultiva en 7.1 millones de hectáreas, con un promedio de 3.4 toneladas por cada una.


’El maíz cobra mayor relevancia si tomamos en cuenta que ha representado por milenios el alimento nutritivo de al menos 330 generaciones de mexicanos.

"No obstante, por carecer de soberanía alimentaria, en México hay millones de personas que padecen obesidad y desnutrición, por lo que es necesario recuperar y fortalecer la base genética del maíz nativo y sus variedades para producir alimentos de forma sustentable, sostenible, y con tecnologías culturalmente integradas con nuestros ecosistemas’.

En este sentido, el legislador de Morena señaló que en el Estado de México se debe desarrollar la producción de alimentos nutritivos y suficientes que nuestra entidad requiere superando la compra, almacenamiento, distribución, procesamiento y consumo de maíz transgénico que tiene como esencia el ánimo de lucro a costa de la salud de los mexicanos, y el empobrecimiento de los campesinos.

Correa Hernández recordó que actualmente la tendencia mundial creciente es que los consumidores buscan alimentos orgánicos no transgénicos porque son fuente de mayor nutrición y salud.

"En el corto plazo los productos no transgénicos se clasificarán como diferenciados, y con ello se otorgará un valor agregado a los productos orgánicos".

En ese sentido, el también dirigente nacional de la Central Campesina Cardenista (CCC) señaló que en el Estado de México, 75 por ciento de su superficie agrícola (585 mil 196 hectáreas) se siembra maíz, alcanzando un volumen de producción promedio de un millón 594 mil 840 toneladas, lo que equivale al 6 por ciento de la producción nacional, pero menos del 30 por ciento de productores utilizan variedades mejoradas de alta productividad.

Explicó que durante el "Foro El Cambio Climático y sus Efectos en la Producción de Maíz y otros Cultivos Básicos en el Estado de México y en el País’, que se llevó a cabo en las instalaciones del Congreso estatal, los ponentes coincidieron en señalar que bajo el yugo del Tratado de Libre Comercio fue abandonada la inversión en tecnología en nuestras regiones, se impulsaron monocultivos que acaban con la fertilidad de la tierra, desplazando la forma de cultivo milenario conocido como la milpa, lo que se agudizó con la desaparición de la Productora Nacional de Semillas (Pronase), ’obligándonos a la dependencia de las semillas de empresas particulares’.

Agregó que la iniciativa de Ley de Fomento y Protección del Maíz Nativo y sus Variedades como Patrimonio Alimentario del Estado de México tiene la finalidad de regular la siembra, producción, comercialización, consumo, diversificación, mejoramiento, competitividad, procesamiento, sanidad e inocuidad del maíz nativo y sus variedades para que sea libre de organismos genéticamente modificados o elementos transgénicos, a efecto de garantizar la soberanía y autosuficiencia alimentaria de esta semilla en el Estado de México.


’La propuesta legislativa también plantea la creación del Consejo Consultivo Mexiquense del Maíz Nativo, órgano honorífico, democrático, interdisciplinario, plural e incluyente para la consulta, asesoría, vinculación, coordinación, planeación, formulación y evaluación de las políticas públicas que se desarrollen entre el gobierno y la sociedad para la protección, fomento y mejoramiento del maíz nativo y sus variedades libres de organismos genéticamente modificados o elementos transgénicos’.

Finalmente, Max Correa informó que dicho Consejo estaría integrado por autoridades públicas, productores, investigadores de diversas disciplinas, líderes campesinos, representantes indígenas, gastrónomos, nutriólogos y consumidores, que velarán en todo momento por la producción y fomento del maíz nativo y sus variedades.

’También contempla que al menos el 20 por ciento del presupuesto público del estado destinado a la producción agropecuaria del ejercicio fiscal anual sea para los programas estatales que fortalezcan la producción, diversificación, mejoramiento, almacenamiento, distribución, comercialización, procesamiento y consumo del maíz nativo y sus variedades, y la creación de los bancos comunitarios de semillas de maíz nativo, el apoyo a los productores y custodios, la conformación del Padrón Estatal de técnicos y profesionistas expertos en el cuidado y fomento del maíz nativo y sus variedades’.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor