LA PANDEMIA DEL SIGLO XXI –COVID-19.


Los actos positivos o negativos de las personas en el poder público en una representación por la democracia y su liderazgo ’El operador político deberá obedecer al líder sobre la estrategia del candidato, así como ser parte del proyecto político que permita una mejor solidaridad.

LA PANDEMIA DEL SIGLO XXI –COVID-19.

Economía

Septiembre 17, 2020 17:24 hrs.
Economía Nacional › México Ciudad de México
Dr. Emiliano Carrillo Carrasco › Informativo Nacional

El concepto de operador en las campañas puede ser un personaje de la comunidad por ser un ente de gestión pública a las necesidades de cada comunidad de acuerdo al mapa mental que determine la encuesta, que permitirá el sentir de la población a los temas más urgentes de ellos. LÍDER https://youtu.be/TYfBJjKWmbE a través de @YouTube ’ ECC.
Estamos en la etapa de. Política de intereses de espacios sin resolver los problemas de desigualdades social ,pobreza .salud ,educación .en el 2021 por primera vez votarán 5.6 millones de jóvenes ,y de 18 a 36 años son los que decidirán la política democrática con elegir diputados ,gobernadores ,la única arma del ciudadano es su voto para ratificar o cambiar los gobiernos ineficientes . El tiempo pasa y cada vez menos calidad de vida .Ha trastornado al mundo marcarán el curso futuro en lo económico, en lo social, en lo político. No es el fin de la Historia, ni el fin del capitalismo, pero sí el fin de una fase de su crecimiento y, tras la amarga purga de esta recesión, puede ser el comienzo de la transición a una nueva etapa tecnológica más equilibra.
EN MÉXICO la pandemia comienza en marzo 2020, se desencadenó un nuevo crac bursátil mundial. Y en particular, desde el confinamiento, nos enfrentamos mundialmente a una situación absolutamente inédita: la práctica interrupción de la actividad económica por la necesidad de frenar el contagio. Con los muy negativos e inusitados resultados que son de todos conocidos, tanto a nivel mundial como en el caso de nuestro país. La crisis dejará huellas duraderas. En primer lugar, en lo económico y lo social. Pero también sacudirá ideologías y políticas. La Gran Recesión de 2008-2009 dejó un resto bien conocido en forma de populismo, nacionalismo y repliegue de la globalización. La Crisis de la Pandemia agudiza estas tendencias y la gravedad de la situación mundial radicaliza ideologías, se cuestionan los modelos de economía y se polarizan las posiciones políticas, influyendo en elecciones. A 6 meses se observa la verdadera deficiencia de salud y a consecuencia la muerte de más de 65 mil ciudadanos .
La configuración global no hay que olvidar que está el factor común de un paisaje tecnológico en transformación acelerada. Tanto en la mecánica como en la informática, lo digital actualmente opera a velocidades cada vez más altas. Con ello, se modifican formas económicas de producción y hábitos sociales y de consumo, distribución y almacenamiento de cosas y grandes cantidades de datos que amplían y pueden hacer más eficaz nuestra memoria. Para bien o para mal: depende de nuestras decisiones. Recientemente el gobierno mexicano de la 4T recurrió a utilizar algunas medidas mediante el Banco Central. Estas se están traduciendo en el uso masivo de los instrumentos más monetarios y crediticios que fiscales, con dos objetivos fundamentales: uno, compensar el desplome de la demanda (exenciones y aplazamientos, créditos condicionados a mantener el empleo, subsidios, complementos salariales, etc.), y dos, evitar que este desplome se transforme en una crisis bancaria, a través de medidas extraordinarias de suministro de liquidez, programas de garantías públicas para evitar la escalada del riesgo de crédito a las pequeñas y medianas industrias y amplia flexibilidad regulatoria en las exigencias de capital a los bancos, que les permite diferir por algunos meses los pagos de sus deudores (y evitar así algunos meses el posible aumento de la cartera vencida en los estados contables de la banca y de las empresas). Al descobijo la ciudadanía al ahogamiento de las tazas de intereses de los bancos en tarjetas y cobros por servicios ,esto producirá el in pago a causa de políticas económicas de usura .
La caída nunca vista caída de casi 19 % en el producto interno bruto en el segundo trimestre del 2020, gradualmente empezó a reabrirse la actividad económica del país. También se está propiciando que las empresas tengan recursos líquidos para hacer frente a sus obligaciones y se están identificando sectores que tengan impacto rápido en la economía, como la construcción, por lo que se está trabajando en la reapertura, siguiendo las medidas sanitarias adecuadas. https://youtu.be/K6Zk1l8U7fI a través de @YouTube
El 2021 lleno de incertidumbre, temor y a la polarización social. Se observa a mediano plazo (1 a 3 años), aun descubierta una vacuna se llevará tiempo su aplicación eficaz generalizada. Quedarán muchos daños residuales de la parálisis social y económica: el choque de oferta como el experimentado durante la pandemia, conducirá a una demanda débil y deficiente, a menos que se implementen medidas drásticas como la implantación de algo como el Seguro al Desempleo o el Ingreso Básico Universal, a cargo del Estado, pues hasta la imposición de una redistribución del ingreso por la vía fiscal sería en este contexto de muy dudosos resultados para el crecimiento económico y el empleo en general. La obcecación de dejar al tiempo a la deriva y a una política económica-social que permita un mejor presente hacia el futuro de millones de mexicanos. La crisis dejará huellas duraderas. En primer lugar, en lo económico y lo social. Pero también sacudirá ideologías y políticas. La Gran Recesión de 2008-2009 dejó un resto bien conocido en forma de populismo, nacionalismo y repliegue de la globalización. La Pandemia agudiza estas tendencias y la gravedad de la situación mundial radicaliza ideologías, se cuestionan los modelos de economía y se polarizan las posiciones políticas, influyendo en elecciones. la economía mundial tendrá́ que afrontar los retos, insuficiencias y desequilibrios que ya la acompañaban antes de entrar en esta nueva gran crisis, sobre todo, la desigualdad de los ingresos y la persistente dificultad para generar suficientes empleos, justamente remunerados. Quedará el reto de recomponer el patrimonio gastado, reponer los ahorros, fortalecer la salud de los negocios para reducir el riesgo de quiebra que amenaza a muchas empresas y aun a bancos en el presupuesto 2021 ,en una banca de desarrollo y comercial .
• http://www.revistarepublica.com.mx/la-juventud-en-la-esperanza-del-horizonte-oscuro-2020-2024


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor