PÉNDULO POLÍTICO

’LA INAGOTABLE COBARDÍA DE LOS PUEBLOS’

Dr. Emiliano Carrillo Carrasco

’LA INAGOTABLE COBARDÍA DE LOS PUEBLOS’

Justicia

Marzo 06, 2019 20:59 hrs.
Justicia Nacional › México Ciudad de México
Dr. Emiliano Carrillo Carrasco › Informativo Nacional

’No sé si la libertada hace más felices a los hombres, pero sé que los hace más hombres ’Manuel Azaña. La disputa electoral del 1 de julio de 2018 crearon una nueva coyuntura en México; dicho de manera más amplia: el conjunto de contradicciones no resueltas a lo largo de seis sexenios(36 años) de ’esfuerzos’ gubernamentales (fallidos desde la corrupción y sin atención a la población en temas de la seguridad ,pobreza, educación ,y los jóvenes de la edad de 18-38 que representan más del 35 de la lista nominal ) por construir un régimen de libre mercado sustentado en una ideología neoliberal Kakistocrata verá su fin en una contienda electoral que va a quebrar la estructura del sistema de partidos existente y que obligará a pensar en la clausura de un largo tiempo de hibridez política institucional y en el inicio de la más reciente posibilidad de construir una nueva alternancia y en la búsqueda de esperanza colectiva por región Texcoco .

La libertad política es solo una idea relativa; la necesidad de vivir es lo dominante en los estados como en los individuos, dónde Montesquieu supone que la libertad y sus creaciones institucionales son la verdad racional---humana—de la necesidad y Maquiavelo no entiende otro lenguaje que el de la fuerza y no acata otro principio de organización social que la autocracia, presentada en cualquiera de sus advocaciones y aureolas por cualquiera de sus justificantes. ’El hombre experimenta mayor atracción por el mal que por el bien; el temor y la fuerza tienen mayor imperio sobre él que la razón (…). Todos los hombres aspiran al dominio y ninguno renunciaría a la opresión si pudiera ejercerla. Todos o casi todos están dispuestos a sacrificar los derechos de los demás por sus intereses ’diálogos entre Maquiavelo y Montesquieu. ’ El derecho en su forma más pura tiene que reconocer una esfera limitada de poder a los particulares y a las autoridades gobernantes emanados por el mandato ciudadano ante una democracia directa que representa un estado soberano’. Para conocer y comprender un fenómeno es necesario contemplarlo en su forma más pura y desarrollada. Quien quiere conocer el México del siglo XXI tendrá que estudiar du entorno y sus características de identidad y arraigo en base a su entorno social desde sus tradiciones, creencias que permitan establecer vertientes de reflexión y comprensión. Ante situaciones del estado benefactor que se ha perdido a un estado concesionador de su ámbito espacial y territorial, donde cada vez pierde esta rectoría ante un modelo globalizado que ha propiciado su pérdida de identidad soberana ante un modelo de consumo y explotación de grandes capitales ,los denominados kakistocratas Neoliberales—los peores gobernantes --- .El gobierno habrá de combinar necesariamente el poder político con el económico .donde estará en situación de hacer que el cumplimiento de sus obligaciones dependa de la completa obediencia y lealtad de sus ciudadanos y de una aceptación indiscutida de su filosofía política. Lo único que tiene a raya a los hombres en la sociedad es la fuerza; también es la fuerza lo que sustenta la jerarquía y la organiza; la fuerza natural organiza el derecho y la ley no es sino la fuerza calificada.

Todo derecho que ha existido.--Dijo jhering—debió ser adquirido por la lucha; de principios del derecho que están en vigor han tenido que ser impuestos por la lucha a quienes no los aceptaban; por ello todo derecho, tanto el derecho de un pueblo como el de un individuo, suponen que sus titulares, el pueblo y el individuo, estén constantemente dispuestos a defenderlos. La historia de la cultura nos da muchos elementos para la construcción del tipo puro e ideal del derecho-la nación—el derecho en su forma más pura y perfecta se realizara en aquel orden en el que este reducida al mínima la posibilidad de abuso de poder tanto por parte de los particulares como por parte del gobierno. Hay que tener presente que la realización de los derechos sociales depende por entero de la buena disposición, benevolencia, y capacidad de organización del gobierno. Solo un gobierno que controle todos, o al menos la gran mayoría de los recursos económicos del país. Las figuras de legitimación de grandes capitales que trasgreden la naturales del estado, desde las leyes corporativas, de explotación en base a monopolios y leyes de asociaciones privadas –publicas, que cada ver la rectoría del estado de diluye ante el poder financiero.

Donde quedan las luchas sociales del siglo XX, donde una revolución permite cambios de expectativas diferentes desde la casas de raya, los hacendados, La educación inexistente, la pobreza galopante, nuestros hermanos los indígenas al desamparo, hoy es lo mismo en el siglo XXI, pero con otro nombre y la pérdida de derechos de una nación saqueada por los oligárquicas del poder público. El nacimiento de una conciencia social de nuestra juventud yo soy #132 y acciones regionales en la defensa de su pueblo. Hoy nuestra juventud deberá tomar su rol histórico ante los embates de poder, una de las formas de reencontrarse es en base a la comunicación y lenguaje peque permita establecer reflexiones de que país se quiere y hacia dónde va el estado. A la falta de mando real sobre los otros, ante una desintegración social por factores de vinculación entre el gobierno y pueblo, ante las variables de acciones mediáticas y pragmáticas que su laxo de vida es corta ante la realidad. Para Rousseau y Diderot, lo que los hombres buscan en la sociedad es el desarrollo pacífico y libre de sus posibilidades naturales; las instituciones políticas deben ser plasmaciones no de la fuerza, sino de la virtud. El arte de la política no es una prolongación de la guerra por otros medios sino una derivación societaria de la moral. El príncipe no pudo comportarse con sus súbditos de una manera indigna o brutal impunemente, pues tratar a los hombres como fieras termina por convertirlos realmente en fieras y el orden social no resiste la ferocidad generalizada. Hoy nuestros hombres han alcanzado la institucionalización política de la libertad y no han de estar dispuestos a renunciar a ella.

Establece Montesquieu; habéis creado derechos que, para la masa popular, incapacitada como esta de utilizarlos, permanecerán eternamente en el estado de meras facultades. Tales derechos, cuyo ideal la ley les reconoce, cuyo ejercicio real les niega la necesidad, no son para ellos otra cosa una amarga ironía del destino. Os digo que un día el pueblo comenzara a odiarlos y el mismo se encargara de destruirlos, para entregarse al despotismo: los goces materiales, que no viven más que por intereses y único culto es el oro. Y en este sentido Maquiavelo en que la ansia de libertad política no es un movimiento natural de los hombres, sino un ideal al que se llega por refinamientos culturales progresivos y por una elevación paulatina del gusto moral; lo natural y espontaneo en este campo; probablemente, lo que el florentino MAQUIAVELO llama ’LA INAGOTABLE COBARDÍA DE LOS PUEBLOS’

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor