Insistencia presidencial

Alebrijes en Cuadratines

Insistencia presidencial

Adrián Chavarría Espinosa

Insistencia presidencial

Política

Enero 03, 2022 18:16 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Adrián Chavarría Espinosa › Informativo Nacional

Una cosa se le debe reconocer al presidente Andrés Manuel López Obrador: de que se le mete una idea en la cabeza la mantiene firme y busca, a como de lugar, desarrollarla y concretarla al considerar que de esa manera apoyará el cambio en la sociedad y llegar a lo que él ha dado en llamar la Cuarta Transformación.
Aunque sus intenciones y/o propósitos puedan considerarse como positivos por los resultados que se pretenden alcanzar –ayudar a los más pobres, ser autosuficientes en gasolinas, terminar con la corrupción, por citar algunas de sus propuestas–, pero el problema es que sus medidas parecen ser mera ocurrencias ya que por la forma como se ejecutan es evidente que carecen de un análisis o estudios que respalden su factibilidad.
En las últimas semanas, además de promover sus obras estrella –el aeropuerto internacional ’Felipe Ángeles’, la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya–, ha polemizado en diversos temas, en especial destaca su exigencia para la realización de la consulta popular sobre la revocación del mandato presidencial.
Sobre esa consulta ha insistido en que resulta necesario efectuarla porque, afirma, ’el pueblo deber ser escuchado’ y, puntualiza, forma parte de lo que llama ’democracia participativa’. Pero existen diversas circunstancias que hacen ver ese propósito más como un capricho y querer controlar y reducir al Instituto Nacional Electoral.
Bajo el argumento de que existe dispendio en el INE¸ pago de altos salarios, superiores a lo que el presidente gana, derroche en viáticos, gasolina, unidades, entre otros puntos que se resumirían, desde su punto de vista, en la ausencia de lo que califica como ’austeridad republicana’, desde el proyecto de presupuesto para el año 2022 se negó a autorizar el presupuesto solicitado por el órgano electoral.
Por lo mismo el INE ha argumentado que para realizar la consulta, tal como lo establece el marco legal, es decir semejante a las elecciones presidenciales, se requieren de cuatro mil 913 millones de pesos, recursos que le fueron negados y por el cual se han registrado enfrentamientos verbales y legales.
En esa confrontación el INE ha interpuesto una controversia constitucional e intentó aplazar la consulta hasta contar con los recursos necesarios, el Tribunal Electoral Federal ya decretó que debe realizarse el ejercicio electoral y, además, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público debe otorgar los recursos necesarios.
Pero López Obrador ha insistido en que ese proceso debe realizarse, sin importar el número de casillos instaladas o, incluso, propuso que sean empresas encuestadoras las que desarrollen la consulta, pero de que debe hacerse así sucederá.
Ahora una pregunta surge en este conflicto político: ¿Es necesaria la consulta para la revocación de mandato? La respuesta es no. Incluso, la propuesta manejada es que será para ratificar al presidente en su cargo, lo que desvirtúa la intención original. También López Obrador ha insistido en que servirá de precedente para retirar a malos gobernantes.
Aunque en algunos sectores sociales existe inconformidad por la administración presidencial, no se ha llegado al extremo de registrarse manifestaciones multitudinarias para exigir la salida de López Obrador, es más, hasta muchos de sus detractores están de acuerdo en que debe terminar su gestión sexenal.
Además, aunque el presidente habla de austeridad en el gasto público, de ninguna manera se justifica el gasto de los casi cinco mil millones de pesos solicitados o de los mil 275.9 millones de pesos de que dispondría el INE en el reajuste de su presupuesto, recursos que se tenían considerados para otros proyectos, pero de ninguna forma se justifica este tipo de gasto.
Es decir, las actuales condiciones no son las ideales para realizar esa consulta, de la cual ya se anticipa el resultado: que siga en su cargo López Obrador. Entonces lo único para lo que servirá será para incrementar el ego presidencial, tener argumentos para reiterar lo popular que es y el ’gran respaldo’ que le ofrece la ciudadanía.
De otorgar Hacienda esos casi cinco mil millones de pesos, serán recursos tirados que bien podrían aplicarse en otras acciones y programas, como los relacionados con la salud en estos momentos en que se presenta una nueva ola de contagios de la pandemia, por ejemplo. De utilizarse los recursos del INE, entonces ese organismo dejará de realizar funciones necesarias para cumplir con sus responsabilidades.
Así el gobierno federal podría acusar al INE de incumplir sus funciones e insistirá en su desaparición y que sus funciones las asuma la Secretaría de Gobernación, tal como sucedió hasta 1990, cuando se creó el Instituto Federal Electoral y las elecciones se ciudadanizaron.
Por último falta se cumpla el requisito de validar el 3% de firmas ciudadanas en 17 entidades, de las cerca de diez millones recibidas en papel, aunque debe mencionarse que muchas de ellas fueron obtenidas irregularmente ya que los promotores las solicitaban con otros motivos, como el recibir las vacunas anticovid.
Así, la historia de la consulta de revocación de mandato aún tiene mucho por escribirse.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.