Fat llama al secretario Andrés Lajous a un diálogo de respeto, prudente e informado


El problema del transporte no se resuelve con amenazas; y el problema de la inseguridad en el transporte no somos los transportistas, son las malas políticas de gobierno, ajenas a nosotros

Fat llama al secretario Andrés Lajous a un diálogo de respeto, prudente e informado

Derechos Humanos

Agosto 09, 2019 20:33 hrs.
Derechos Humanos Estados › México Ciudad de México
Joaquín Bojorges › Informativo Nacional

Los concesionarios del transporte público de pasajeros en su modalidad de colectivo, integrados en la Fuerza Amplia de Transportistas (FAT), hacemos un llamado al secretario de Movilidad Andrés Lajous Loaeza para que entable con nosotros un diálogo de respeto, informado y prudente y evite, como lo ha hecho, lanzar amenazas a quienes hemos sido parte fundamental en la movilidad de esta ciudad desde hace prácticamente 40 años.

En todo este lapso, los concesionarios inicialmente del taxi, salvamos la movilidad de las personas cuando el gobierno golpeó a las empresas transportistas y se vio rebasado para ofrecer el servicio de transporte. Así nacimos la gran mayoría de los concesionarios, como peseros y muchos de nosotros como tolerados, porque no teníamos placas. Fuimos su salvación.

Desde entonces, han pasado al menos 40 años y siete gobiernos diferentes, con sus respectivos directores generales y secretarios del sector. Políticas públicas fueron y políticas públicas vinieron y poco ha cambiado el problema de la movilidad, porque no es lo mismo generar proyectos desde el escritorio copiando modelos del extranjero, que vivir el día a día sentado tras el volante o administrando las empresas del transporte con todas las cargas impositivas que hoy las tienen al borde de la quiebra.

Muchos funcionarios nos han amenazado como ahora lo hace el secretario Lajous. Varios Jefes de Gobierno también lo han hecho en los últimos años, pero han recapacitado. Se han dado cuenta de que no deben ahorcarnos económicamente. No nos han cumplido al ciento por ciento, más nos otorgaron incrementos en la tarifa porque entendieron que es la única forma de tener un transporte medianamente digno para esta gran ciudad.

Pero ni a ellos, como tampoco seguramente a los actuales funcionarios, se les quita de la cabeza que pueden apropiarse de la plusvalía que nosotros generamos con gran esfuerzo, aún a costa de nuestra salud física, emocional y económica, además de la pauperización de nuestras familias.

Hoy afirman que los GPS, cámaras y barras contadoras son para dar seguridad a los pasajeros. Pues bien, no nos oponemos a los GPS y cámaras, pero sí a las barras contadoras porque, insistimos, se quieren adueñar de los ingresos que actualmente tenemos y que, si los administran ellos, nos llevarán inevitablemente a la quiebra como ocurre con los corredores de transporte y el Metrobús.

Como ocurrió con otros funcionarios cabeza de sector, al secretario Lajous se le olvida que como concesionarios somos coadyuvantes para que la ciudad preste un servicio a que está obligada pero no puede. No somos sus enemigos, como ellos lo ven. Pero tampoco vamos a agachar la cabeza y aceptar sus imposiciones porque junto con nuestras familias, también tenemos derechos que nos hemos ganado cómo servidores públicos durante cuatro décadas y vamos a luchar por ellos.

Asimismo, que tampoco se le olvide que los concesionarios del transporte no somos los causantes de la inseguridad que viven la ciudad y el país. La inseguridad es producto de las malas políticas públicas que han instrumentado sus antecesores, que son casi los mismos que nos gobiernan hoy. Porque lo que nos han demostrado, es que no hay cambio de políticas públicas, sino sólo de rostros.

Los delincuentes abundan en las calles porque saben que no estarán mucho tiempo en la cárcel si los atrapan. Y eso es culpa de quienes hacen mal su trabajo en el gobierno. Los delincuentes asaltan una y otra vez los autobuses, porque las cámaras no están vinculadas al C5 en tiempo real. Los delincuentes se ríen de todos porque hay ciudadanos que los pueden encontrar con facilidad en sus perfiles de Facebook, pero no los encargados de procurar la justicia.

Secretario Andrés Lajous Loaeza, podemos sentarnos a platicar, debatir proyectos, hacer lluvias de ideas, pero con respeto. No con imposiciones, mucho menos con amenazas. El transporte es hoy nuestra forma de vida y queremos seguir sirviendo a nuestra ciudad, pero ustedes saben bien que sin las herramientas necesarias, simple y sencillamente, no se puede.

Mientras tanto, la Fuerza Amplia de Transportistas seguirá realizando sus ruedas de prensa informativas para que la ciudadanía entienda los procesos, procedimientos y situación en la cual se encuentra el transporte y los motivos por los que nos pronunciamos en contra de convertirnos en empresa y adoptar la tarjeta de prepago.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor