En peligro la diversidad genética de vegetales por ley Monsanto: Max Vorrea


incluso las variedades de maíz campesinas e indígenas producidas y mejoradas con conocimiento milenariopueden ser privatizadas por empresas nacionales o transnacionales.

En peligro la diversidad genética de vegetales por ley Monsanto:  Max Vorrea

Agricultura

Febrero 09, 2020 15:20 hrs.
Agricultura Nacional › México Estado de México
Clara López › Informativo Nacional

El Tratado comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), obliga a México a entrar en el convenio de la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales, mejor conocido como UPOV 91, la cual prácticamente despoja de la riqueza ancestral a los campesinos y a los mexicanos para que las empresas transnacionales se adueñen y privaticen la diversidad genética del país.

Durante el segundo Foro y presentación de la Iniciativa de Ley para el Fomento y Protección del Maíz Nativo y sus Variedades como Patrimonio Alimentario del Estado de México, que se llevó a cabo en el auditorio municipal de Tepetlaoxtoc, el diputado Max Correa Hernández recordó que el Convenio UPOV 91 es también conocido como Ley Monsanto.

Advirtió que los países que se han incorporado a dicho convenio han tenido que aceptar legalmente las normas de derechos de propiedad intelectual, concediendo la propiedad sobre los cultivos mediante patentes vegetales denominados ’Derechos del Obtentor’, lo que supone el proceso de despojo y privatización de las semillas en beneficio de grandes corporativos.

’Lo que promueve la UPOV 91 es la privatización de toda serie de plantas alimenticias, medicinales o silvestres, incluso, que las variedades campesinas, indígenas o comunitarias producidas y mejoradas con conocimiento milenario pueden ser privatizadas por empresas nacionales o transnacionales que realicen patentes y el trámite de reclamo de propietario intelectual del patrimonio agrícola’.

Ante autoridades municipales, ejidales y comunitarias de los municipios mexiquenses de Chiconcuac, Texcoco, Teotihuacán, Acolman, La Paz, Axapusco, Tezoyuca, Ixtapaluca, Chalco, Cocotitlan, Atenco, Chapa de Mota, Papalotla, Melchor Ocampo, Tonanitla, Tepotzotlan, Chiautla y Tepetlaoxtoc, el legislador de Morena informó que de acuerdo con el Atlas de la agroindustria 2019, las transnacionales que dominan el mercado de las semillas son Monsanto, DuPont-Pioner, y el Grupo ABCD que se conforma por Archer Daniels, Midland Bunge, Cargill y la Louis Dreyfus Company.

En contrapartida, el legislador de Morena y dirigente nacional de la Central Campesina Cardenista (CCC), expuso el contenido de la iniciativa de Ley para el Fomento y Protección del Maíz Nativo y sus Variedades como Patrimonio Alimentario del Estado de México, la cual reconoce al maíz como una semilla originaria que es patrimonio alimentario mexiquense.

’El maíz ha alimentado a 330 generaciones de mexicanos, y fue domesticada por las y los campesinos por milenios, y hoy existe una amenaza para el maíz y todas las semillas alimenticias, silvestres y medicinales que se cultivan en el Estado de México’, reiteró.

Finalmente, Max Correa Hernández, quien es integrante de la Comisión de Desarrollo Agropecuario y Forestal del Congreso del Estado de México, llamó a los asistentes a tejer redes de apoyo y a conocer a profundidad la iniciativa, que se puede descargar en la liga: http://bit.ly/protejemaiz


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor