Dona fundación Angélica Fuentes 30 mil cubrebocas al Centro Nacional de Cultura dé Paz


Los cubrebocas son fabricados por mujeres privadas de la libertad en el Taller de Costura de la Fundación Plan B en Santiaguito, Almoloya de Juárez.

Dona fundación Angélica Fuentes 30 mil cubrebocas al Centro Nacional de Cultura dé Paz

Salud

Abril 15, 2020 12:27 hrs.
Salud Nacional › México Ciudad de México
Clara López › Informativo Nacional

La Fundación Angélica Fuentes donará 30,000 cubrebocas de algodón al Centro Nacional de Cultura de Paz A.C. en apoyo a la crisis causada por la pandemia global de Covid-19.

Los cubrebocas son fabricados por mujeres privadas de la libertad en el Taller de Costura de la Fundación Plan B en Santiaguito, Almoloya de Juárez.

Las visitas a los centros penitenciarios se han cerrado, por lo que las mujeres privadas de la libertad han dejado de recibir comida y productos básicos de higiene personal.

Muchos familiares de la población penitenciaria han perdido empleos y son las mujeres desde la cárcel quienes se convierten en proveedoras en estos momentos difíciles.

Ante la crisis del Covid-19, las mujeres privadas de la libertad están confeccionando tapabocas. Además de apoyar las medidas de sanidad para evitar el contagio, están recibiendo un ingreso para apoyar a sus familias. Este proyecto llamado ’YO ME CUIDO. YO TE CUIDO’, organizado por la Fundación Plan B y apoyado por la Fundación Angélica Fuentes, beneficiará directamente a 30 familias que tendrán ingresos gracias al proyecto.

Los cubrebocas que donó la Fundación Angélica Fuentes serán distribuidos por el Centro Nacional De Cultura De Paz a través de canastas comunitarias de apoyo a grupos que ya presentan hambruna en el país.

Para la Fundación Angélica Fuentes es fundamental apoyar a la mujer porque es un motor de desarrollo económico y social. Trabajar con las mujeres privadas de la libertad y fomentar el emprendimiento en las cárceles, es una manera de impulsar el empoderamiento económico de la mujer; reducir la violencia y la delincuencia, así como de apoyar su reinserción en la sociedad. Fortalecer el tejido social se vuelve aún más importante en momentos de crisis.

El proyecto Plan B es un caso de éxito en Almoloyita y tiene la intención de replicarse para llegar al 100% de las mujeres en reclusión en México, con el fin de prevenir la violencia.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor