Maullidos Urbanos

Disputas preelectorales

Gato de Barrio

Disputas preelectorales

Elecciones

Junio 24, 2020 15:46 hrs.
Elecciones Nacional › México Ciudad de México
Gato de Barrio › Informativo Nacional

Ya no es novedad: el presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en calentar el ambiente político con miras al proceso electoral del año próximo y aunque no lo expresa abiertamente, su intención es prepararse para un presunto fraude que, por supuesto, afectaría a Morena, pero de inmediato surgieron respuestas a su proceder.
En su conferencia mañanera del lunes y tras nuevamente intentar no solo desprestigiar al Instituto Electoral Nacional, bajo el reiterado argumento de ser un organismo excesivamente oneroso ante la actual ’austeridad republicana’, ahora se autonombró como el responsable de la tarea de vigilar que no haya fraudes electorales y si los hay, advirtió que la gente irá a prisión.
Aunque anticipó que no invadirá las funciones del INE, si estableció rotundamente: ’Es muy importante el que sí quede claro que vamos a estar pendientes para que no haya fraude electoral. Me voy a convertir en guardián para que se respete la libertad de los ciudadanos a elegir libremente a sus autoridades’.
De inmediato hubo respuestas por parte de integrantes del INE. Lorenzo Córdova, consejero presidente, aseguró que ya existe un guardián de las elecciones, el cual es un organismo autónomo y garante de la democracia. El consejero Ciro Murayama solicitó a todos los gobernantes abstenerse de intentar influir en las elecciones del próximo año, ya que ese es un organismo independiente y autónomo.
Recordó que de acuerdo con el artículo 41 constitucional, la organización de las elecciones es responsabilidad del INE, el cual no es parte ni de la oposición ni del gobierno, con la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos bajo su responsabilidad.
Los ataques de López Obrador contra la autoridad electoral no son recientes, se han mantenido constantes a raíz de lo que calificó no solo de fraude sino de robo en las elecciones presidenciales del 2006, donde perdió ante Felipe Calderón por menos de un punto porcentual.
Pero esta agresión también se inscribe dentro de la campaña presidencial en contra de diversos organismos autónomos, por lo que no descansará en su interés por desmantelarlos o ubicarlos bajo el control directo del Poder Ejecutivo, es decir ya sin independencia.
Todo esto se enmarca dentro de los preparativos de López Obrador por si acaso en el 2021 el voto ya no le favorece a Morena, su partido, con el riesgo de perder no solo alcaldías y gubernaturas sino un factor primordial para su administración y su estrategia política: la mayoría en la Cámara de Diputados federal.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor