De lo confiscado a corruptos, podrían obtenerse recursos para concluir hospital: Max Correa


A ocho años de haberse iniciado la construcción del hospital de especialidades ubicado en la zona Oriente de este municipio y no lograr aún su conclusión.

Justicia

Noviembre 16, 2020 15:39 hrs.
Justicia Nacional › México Estado de México
Joaquín Bojorges › Informativo Nacional

El diputado de Morena, Max Correa Hernández propuso utilizar recursos del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado para terminarlo y ponerlo en funcionamiento, en caso de que no alcance el presupuesto federal 2021.

Durante una manifestación que realizaron vecinos y consejos de participación ciudadana de varias colonias de Tlalnepantla afuera de la abandonada construcción que se encuentra en la colonia Jorge Jiménez Cantú (Caracoles), Correa Hernández señaló que los 700 millones de pesos que hacen falta no sólo pueden salir de los impuestos que la gente paga, "también de lo que se ha confiscado a los corruptos que gobernaron México.

’La corrupción de los gobiernos federales del PRI y PAN impidieron que este hospital fuera concluido. Ahora que es parte del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) estamos seguros que el presidente Andrés Manuel López Obrador va a voltear a escuchar la voz de los vecinos, y seguramente presupuestará lo necesario para que en el 2021 entre en funcionamiento y atienda a más de 300 mil personas de la zona oriente de Tlalnepantla y de todo el estado de México’.

Asimismo, el legislador se comprometió junto con su compañero de bancada Gabriel Gutiérrez Cureño, a proponer un punto de acuerdo para que el Congreso del Estado de México realice un recordatorio al Insabi a fin de que retome la construcción de este hospital.

A nombre de los manifestantes, la vecina María Dolores Burgos afirmó que sus peticiones ’no son caprichos sino una necesidad muy grande porque estamos en un momento de pandemia, y si este hospital estuviera funcionando no tendríamos que correr a la Ciudad de México a solicitar servicios médicos’.

A la manifestación llegó la niña Kenia acompañada de su madre, quien denunció que debido a que no existen servicios médicos especializados en esta zona del estado, ella tiene que trasladarse al hospital del IMSS de Legaria, ubicado en la ciudad de México, para ser atendida de su mal formación de venas y arterias en la cabeza.

Detalló que desde hace seis meses, ella y su hija se trasladan diariamente en transporte público al hospital, lo que consideró de gran riesgo porque son más susceptibles a contraer el Covid-19, por lo que hizo un llamado a los tres niveles de gobierno para concluir el nosocomio.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor