Bejarano reconoce que sí hubo desacuerdos entre Germán Martínez y AMLO.


El presidente del Movimiento Nacional por la Esperanza, aclaró que que el modelo de Administración Pública del Presidente de México implica el control de las unidades ejecutoras del gasto.

Bejarano reconoce que sí hubo desacuerdos entre Germán Martínez y AMLO.

Política

Mayo 23, 2019 14:38 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Joaquín Bojorges › Informativo Nacional

El presidente del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE), René Bejarano Martínez, confirmó que la renuncia de Germán Martínez a la dirección del Instituto Mexicano del Seguro Social, sí obedeció a los desacuerdos que tuvo con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en torno a las políticas a seguir.

En conferencia de prensa, el dirigente del MNE lamentó la renuncia presentada, pero aclaró que para poder desempeñar un cargo hay que estar convencido y confió en que Zoé Robledo. quien asumirá la titularidad del IMSS, se logré la armonía.

Respecto a la intromisión o no de la Secretaría de Hacienda en el IMSS, René Bejarano respondió que el modelo de Administración Pública del Presidente del Gobierno de México, implica el control de las unidades ejecutoras del gasto, como lo hizo cuando fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y él mismo se encargó de nombrar a los directores de Administración.

El objetivo de dicha estrategia, explicó, es tener un control muy estricto desde la Oficialía Mayor porque la Unidad de Austeridad, la disminución del gasto corriente y la eficientización del mismo, requieren de ese control para que los funcionarios no tomen como coto de poder el nombramiento de sus directores de Administración.

Quien aceptó entrar al gobierno sabía que eso era así, no hubo engaño y así se está gobernando en el país. Es algo que se puede discutir pero tiene la facultad de hacerlo, y si no se estaba de acuerdo, entonces no se debió haber aceptado el cargo, porque ni modo que la Secretaría de Hacienda no tenga injerencia en la manera cómo se gasta el dinero, enfatizó Bejarano.

Dijo no estar de acuerdo en que haya disfunciones en los gabinetes, éstos deben ser compactos, disciplinados, serios, formales, eficientes y para eso debe respetar la línea de mando porque la Administración Pública no es un partido, tiene ejes rectores y el Presidente marca las directrices que los funcionarios deben respetar.

Hay libertad de opinión pero cuando se decide algo se tiene que acatar, no puede haber feudos en donde cada quien haga lo que quiera, eso sería ingobernabilidad. Tampoco, acotó el dirigente del MNE. Puede haber líneas contradictorias de mando, los gabinetes deben ser disciplinados para ser eficientes: los funcionarios no son monarcas ni tampoco debe haber una Monarquía llena de cortesanos, sino un gabinete donde el Presidente manda y los funcionarios cumplen instrucciones, no son monarcas los funcionarios, no es una Monarquía, llena de cortesanos es un gabinete donde el presidente manda y los funcionarios cumplen instrucciones, así es la Administración Pública para que funcione.

Durante su recorrido por la Alcaldía de Coyoacán, la sexta que visita junto con la vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, para hacer un recuento de la 4T y analizar los temas pendientes, René Bejarano indicó que más allá de los conflictos internos en la Administración Pública Federal, lo que debe hacerse es resolver de fondo las carencias del sector salud.

Todos sabemos, dijo, que la atención a los pacientes deja mucho que desear; que hay saturación de clínicas y hospitales; que muchos pacientes tienen que esperar semanas para ser atendidos; que las medicinas no siempre


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor