Armar a profesores, idea descabellada - Alebrijes en Cuadratines - Álvaro Obregón - informativonacional.com.mx

Armar a profesores, idea descabellada


Alebrijes en Cuadratines

Armar a profesores, idea descabellada

Seguridad

Mayo 30, 2022 13:54 hrs.
Seguridad Nacional › México Ciudad de México
Adrián Chavarría Espinosa › Informativo Nacional

La semana pasada el tema preponderante a nivel internacional fue la lamentable masacre de alumnos en una primaria de la localidad de Uvalde, en Texas, donde un joven de 18 años mató a 19 niños y dos maestras, lo que volvió a exponer abiertamente el tema de la regularización de la compra de armas en Estados Unidos.
Sucede que en esa nación resultan frecuentes los tiroteos de racistas y supremacistas, quienes atacan y asesinan a minorías raciales, en especial afroamericanos y latinos, donde uno de los principales factores para que esto suceda, es la facilidad existente para que las personas adquieran todo tipo de armas.
De acuerdo con el marco legal norteamericano, a los menores de edad se les prohíbe, entre otras cosas, adquirir billetes de lotería, revistas para adultos, cigarros y bebidas alcohólicas, pero pueden comprar todo tipo de armas, incluso vía internet, como sucedió con el agresor de Uvalde, identificado como Salvador Ramos, quien adquirió dos potentes armas de asalto vía internet sin ningún problema.
Se debe precisar que en Estados Unidos cada entidad define cuándo se cumple la mayoría de edad. Por ello, en 47 estados se establece a los 18 años, mientras en Alabama y Nebraska la han fijado a los 19 años y en Mississippi hasta los 21 años.
Ahora, ¿por qué se permite que las personas puedan no solo comprar armas sino literalmente arsenales? Por una indebida interpretación a la Segunda Enmienda Constitucional, donde originalmente se establecía que se requería de ’una Milicia bien organizada, siendo necesaria para la seguridad de un Estado libre, el derecho del pueblo a poseer y portar Armas, no debe ser infringido’.
Una seria y fuerte defensora de esa interpretación ha sido la Asociación Nacional del Rifle, quien ha propugnado desde hace décadas la libertad de las personas para adquirir el armamento que consideran necesario para su aseguramiento personal.
Esta condición ha sido aprovechada por los grupos criminales mexicanos para abastecerse de todo tipo de armas, incluso capaces de derribar helicópteros, mediante la compra por parte de contrabandistas.
Pero de nuevo en el caso de la masacre en Uvalde, como una alternativa para evitar más tiroteos, políticos conservadores han propuesto que los maestros acudan a sus planteles escolares armados para que sean ellos quienes respondan a las agresiones, tal como ya sucede en Texas con un programa calificado de pionero.
Bajo el título de ’Programa de Alguaciles Escolares’, se permite a profesores y administradores llevar armas de mano, después de otorgarles un presunto entrenamiento de 80 horas en academias supervisadas por la Comisión de Aplicación de la Ley de Texas.
Sin embargo esa propuesta tiene varias fallas, como el hecho de que por más capacitación que reciban, ese personal difícilmente podrá responder adecuadamente en caso de algún ataque y, en lugar de repeler a los agresores, tanto ellos como los alumnos podrían resultar lesionados, cuando no hasta víctimas mortales.
Otro defecto es que quienes protagonizan las balaceras no solo adquieren armas, también ropa blindada, lo cual dificulta en grado extremo poder ser abatidos con las pistolas asignadas a los maestros.
Incluso se advierte que al ser manipuladas por manos inexpertas, esas armas podrían dispararse accidentalmente, incluso los profesores que las porten podrían usarlas deliberadamente para otros fines no previstos, sin descartarse que también podrían acabar en manos de los alumnos.
Uno de los principales obstáculos para legislar sobre el control de armas son los representantes y senadores del Partido Republicano, ya que además de muchos de ellos coinciden ideológicamente con los integrantes de la Asociación Nacional del Rifle, está agrupación les entrega cuantiosas aportaciones para sus campañas políticas y electorales.
Pero mientras no se apruebe una ley que limite el comercio desenfrenado de armas, seguirán repitiéndose cada vez más frecuentemente las masacres en escuelas, centros comerciales y sitios públicos, además de mantenerse el flujo ilegal de arsenales a los grupos criminales que actúan en territorio mexicano.
Incluso, el gobierno mexicano inició una acción legal en un tribunal federal de Massachusetts, contra 10 empresas de armas, a quienes acusa de facilitar activamente el flujo de armas hacia los cárteles de la droga y alimentar un tráfico en el que el 70% de las armas rastreadas en México provienen de Estados Unidos. El juicio continúa adelante.
Ojalá y en las próximas elecciones intermedias legislativas los miembros del Partido Demócrata logren ser mayoría, para que con su respaldo se logre concretar la comercialización de armas, porque de no suceder así entonces continuarán sucediendo más masacres y falleciendo personas inocentes


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.