"No quiero ser un número más" Sargento A.F.J. - 30 años de edad, con vocación de servicio, sargento segundo dentro de las filas del ejército mexicano, "la institución más noble y buena que las personas han corrompido" señala A. F. J, público el País - Cuauhtémoc - informativonacional.com.mx

"No quiero ser un número más" Sargento A.F.J.


30 años de edad, con vocación de servicio, sargento segundo dentro de las filas del ejército mexicano, "la institución más noble y buena que las personas han corrompido" señala A. F. J, público el País

"No quiero ser un número más" Sargento A.F.J.

Justicia

Junio 20, 2022 17:11 hrs.
Justicia Nacional › México Ciudad de México
Informativo Nacional › Informativo Nacional

Incertidumbre, miedo y desesperación, son el pan de cada día de una joven mujer, mexicana, 30 años de edad, con vocación de servicio, sargento segundo dentro de las filas del ejército mexicano, "la institución más noble y buena que las personas han corrompido" señala A. F. J.

La narrativa de esta joven militar es una verdadera historia de terror, con un andamiaje de corrupción e injusticia, dónde cada paso, para ella, es un verdadero calvario.

Es quizá por esta razón, que he decidido ventilar en medios de comunicación su situación de víctima de abuso sexual por parte de un mando militar, donde al mismo tiempo señala el como las instituciones encargadas de impartir justicia, o son omisas, o se declaran incompetentes para atender su caso, al grado tal que un comandante de la séptima región dijo que "lo que pasa en el ejército, se debe de quedar en el ejército".

A denuncia expresa de la sargento, el teniente coronel Dorian "N" quien forma parte del estado mayor de la 36 zona militar, es su agresor. La evidente posición y rango militar del implicado, dificultan el acceso a la información, tal como lo señala El País, quien no ha obtenido ninguna respuesta por parte de la SEDENA.

La sargento refiere además, que desde el día de su agresión e inmediatamente después de haber denunciado los hechos ocurridos en su contra el pasado 23 de abril de 2022, fue separada de sus funciones, recibe constantes amenazas de muerte y ya sido revictimizada en el proceso que no tiene pinta de empezar ni de esclarecer los hechos y fincar responsabilidades a su agresor.

El Centro de Justicia Militar número 18 El Sabino, en Chiapas; la Dirección General de Derechos Humanos, el Observatorio y el Comandante de la Séptima Región Militar radicada en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; el Ministerio Público Militar y la Fiscalía General de Justicia Militar con sede en Ciudad de México, son las instituciones que han tenido vista del caso y ninguna ha resuelto nada. Por el contrario, se abrieron en su contra, dos carpetas de investigación por insubordinación y extracción de documentos, a la sargento amenazan con expulsarla de las Fuerzas Armadas.

"Temo que me desaparezcan, por eso quiero que quede todo por escrito". Esta es la versión de una mujer, víctima de abuso cuyas autoridades militares no han desmentido y tampoco hacen nada por detener los agravantes del caso. "Me da miedo regresar, no sé qué va a pasar conmigo, me da miedo que me lleguen a desaparecer" enuncia con preocupación la sargento.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.